Los Pulmones

Los pulmones son responsables de tomar aire limpio lleno de oxígeno para el cuerpo y de exhalar aire lleno de dióxido de carbono. Gracias a este órgano se producen los intercambios gaseosos entre aire y sangre. El pulmón derecho es más grande que el izquierdo porque contiene un lóbulo más; ambos están dentro de la caja torácica separados por el esternón en la columna vertebral y compartiendo el espacio con el corazón, el timo, la tráquea, los bronquios, el esófago, el diafragma y los vasos sanguíneos mayores.

Como el pericardio (membrana que envuelve el corazón),  la pleura es la membrana que envuelve cada pulmón para delimitar la presión que determina la expansión de los pulmones en cada respiración.

Los pulmones y el duelo, la emoción que no nos deja respirar.

¿Quién no ha tenido que vivir con la tristeza y el duelo en algún momento u otro? Estas son las emociones asociadas con los pulmones, todos, sin excepciones, las hemos vivido: una ruptura de una relación, la pérdida de una mascota o un ser querido, hasta la pérdida de algo que soñamos y que no se hace realidad. Puede ser muy devastador, duele al corazón y nos deja con una sensación de vacío difícil de rellenar. Aunque sea desagradable sentir el duelo, es importante hacerlo. Hay que pasar por el dolor para que se transmute en paz. El duelo es una emoción natural y sana, fundamental para el ser humano.

Como lo vivimos es fundamental para mantener en equilibrio nuestro cuerpo y espíritu. Reprimir y negar el dolor, no expresarlo, canalizar la tristeza con comportamientos compulsivos autodestructivos, hundirse en la depresión basada en autocompasión son actitudes insanas que por un período de tiempo prolongado crean dependencias y causan daño a nuestra salud.

los pulmones y el duelo

Con la liberación del pericardio podemos trabajar y desbloquear emociones atrapadas

Haciendo una metáfora con la función orgánica de los pulmones, podemos ahora decir que estos órganos son responsables de tomar adentro lo nuevo y dejar ir lo viejo, el ciclo constante de la vida. Cada segundo nuestro cuerpo pone en práctica este principio. ¿Por qué no lo podemos hacer nosotros también?

Párate un momento a observar como es tu respiración. ¿Es profunda y te invita a abrirte a la vida? ¿O es una respiración superficial que te impide entrar en contacto con tus emociones? Para nuestro bienestar emocional, físico y espiritual es básico dejar de lado las personas o situaciones que son dolorosas o dañinas.  Tenemos que desarrollar la capacidad de aceptar y estar abiertos a nuevas experiencias .

¿Como tratamos los pulmones y el duelo con la Liberación del Pericardio?

Normalmente este punto se trata después de haber liberado el corazón y efectuado las tracciones del sacro y del cráneo para seguir con la liberación de emociones atrapadas. Con mucha dulzura apoyamos las palmas de las manos en la cintura escapular y tomamos el contacto con las fascias superiores. Desde aquí empezamos a sentir todos los órganos y huesos de la caja torácica para sanarlos uno a uno.

Al entrar en los pulmones se percibe mucha ternura, siempre se siente la diferencia de dimensión entre el derecho y el izquierdo y cuánto aire y ganas de vida tienen cada uno. Se hace un verdadero masaje cuántico a todo el mediastino, espacio extra-pleural entre ambos pulmones  que toca el diafragma y todo el arco costal e vertebral.  Siempre desde la misma posición de manos se sigue con la armonización de los ganglios cervicales y del sistema nervioso simpático.

Durante los días de formación en los cursos de Liberación del Pericardio se practica mucho la conexión entre nuestra intuición y lo que sentimos desde dentro, liberando dudas y miedos para poder con plena confianza hacer sesiones completas a uno mismo y a otros.

¿Como tratamos los pulmones y el duelo en Aurum Vitae?

Entre varios, uno puede ser estando tumbados boca abajo en la camilla. Desde aquí se busca oxigenar la pleura. Esto es un movimiento de estiramiento de la piel en la espalda que está en contacto con la pleura para permitirle una ligera separación que crea un espacio de aire liberador. Como hemos visto muchas veces todas las adherencias que se crean entre las fascias y las membranas, son emociones atrapadas que se han “solidificado” así que apartando con firmeza la pleura estamos liberando y creando nuevos espacios de amor entre los órganos del mediastino.

Así que el secreto es dejar de sentir la tristeza y el duelo en soledad. Nos conviene compartir, buscar ayuda profesional, individual o de grupos. En Aurum Vitae además te podemos escuchar, abrazar, mimar, sugerir cambios para poner en práctica en tu día a día y dejar que tu Oro interior siga brillando a través de todas tus experiencias humanas.

En los talleres que organizamos se pueden adquirir muchas nuevas y simples herramientas que nos ayudan a abrazar la tristeza, sentirla en profundidad sin juicio y sin rechazo para su completa comprensión y aceptación .. y una vez reconocida, se transmuta para dejar el espacio a la alegría.

Recuerda: tu decides tu camino. Y puedes hacerlo en compañía.

 

One Comment

Leave a Reply

©2016 Claudia Boschi.AURUM VITAE.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: